ALEMANIA Y FRANCIA OPTAN POR TRENES PARA DIVERSOS VIAJES NACIONALES

Nik Fes - Apr 26, 2021
0

En los últimos meses y semanas se han lanzado iniciativas en las dos economías más grandes de la Unión Europea, Alemania y Francia, con el objetivo de ofrecer viajes nacionales más respetuosos con el medio ambiente.

Principalmente, estas iniciativas están dirigidas a promover los viajes en tren, pero las estrategias de ambos países son un poco diferentes.

¿Prohibir los vuelos?

El 10 de abril, el parlamento francés aprobó un proyecto de ley que prohibiría aquellos vuelos para los que también exista una alternativa en tren de dos horas y media. En esencia, esto cancelaría vuelos entre París y, por ejemplo, Burdeos, Lyon o Nantes.

De momento, la ley es solo un proyecto. Además, la versión actual no se aleja demasiado de lo que se pretende. Por ejemplo, existe una excepción para los vuelos de conexión internacional. En otras palabras, los vuelos de París a Lyon todavía podrían ser posibles si son parte de una ruta internacional, como Singapur-París-Lyon.

Sin embargo, esta prohibición parcial de los vuelos nacionales sería una mala noticia para Air France, ya que ocurre un poco después de que Francia ayudara a la aerolínea con un préstamo de mil millones de dólares por el que tuvo que ceder horarios en París-Orly que ya tenían autorización para tráfico nacional.

Alemania busca cooperación

En el caso de Alemania, el país ha optado por una estrategia diferente para la creación de un sistema de viajes nacional más respetuoso con el medio ambiente. Para esto, la empresa ferroviaria más importante del país, Deutsche Bahn (DB), así como la Asociación de Aviación de Alemania (BDL), presentaron un plan de acción en conjunto.

Este plan incluye una red más definida para los tipos de transporte con el propósito de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en la industria. En su declaración, las dos partes anunciaron que implementarían una serie de medidas para mejorar las interfaces entre los tipos de transporte y la oferta para que más viajeros puedan elegir viajar en tren, en especial cuando viajen a hubs (centros de conexión).

El plan se centra en tres desarrollos principales con respecto a la expansión de los servicios ferroviarios y la transferencia simplificada de tren a avión. Estos puntos clave incluyen una gama cada vez más amplia de trenes de conexión para vuelos internacionales, facilitando la transferencia entre el vuelo y el tren y permitiendo conexiones de tren más rápidas entre ciudades.

El potencial de viajar en tren

La asociación de BDL y DB considera que un 20% de quienes viajan dentro de Alemania en avión podrían optar por trenes. Ambos buscan aprovechar este potencial en los próximos años. Con ofertas atractivas y una expansión constante de la infraestructura, se espera que los viajes en tren capturen a unos 4,3 millones de pasajeros.

En 2019, la industria de la aviación registró alrededor de 23 millones de viajeros, 8 millones de ellos por conexión y 15 millones por viajes nacionales. Como resultado de tal iniciativa, en Alemania las emisiones de CO2 producidas por el tráfico aéreo nacional podrían reducirse en un 16%.

Lo interesante de esta iniciativa es que los representantes de aeropuertos y aerolíneas se están acercando para tratar de que más personas se cambien al transporte en tren y así promover la protección del medio ambiente en el sector de viajes nacionales.

Al hacerlo, las empresas muestran un sentido de responsabilidad, aunque sin abrir un espacio para debates fundamentales sobre el tráfico aéreo. La principal preocupación es asegurar una conexión fácil y sencilla para el cliente entre los aeropuertos y la red ferroviaria, lo que debería hacer que más personas viajen en tren en lugar de automóviles o hasta aviones para viajes cortos y medianos al aeropuerto.

Comentarios

Añadir un comentario