ITALIA ES EL PAÍS DE LA UE MENOS ATRACTIVO PARA LAS COMPRAS LIBRES DE IMPUESTOS

Bill Alen - Dec 6, 2021
0

Los turistas extracomunitarios pueden beneficiarse de las compras libres de impuestos recuperando el IVA de los productos adquiridos, pero la legislación italiana establece un límite mínimo de gasto (Importe mínimo de compra) para aprovechar el beneficio fiscal equivalente a 154,94 euros. Es el más alto actualmente en vigor en Europa.

El resto de la UE está mejor

En el ámbito de la UE, Francia (que hasta ahora era el país con el mayor IMC) acaba de reducir su límite a 100 euros.

Algunos países tienen un límite fijado en 50 euros, como Portugal, Bélgica, los Países Bajos o Grecia. Para otros, el límite es incluso cero, como es el caso de España, Alemania e Irlanda.

En consecuencia, la fiscalidad italiana carece de competitividad frente a la de los países europeos vecinos, que la utilizan como palanca para atraer a los turistas internacionales, animándolos a comprar en su propio país y generando así beneficios económicos para todo el sector.

¿Cambio legislativo en el horizonte?

En este contexto, se han hecho algunas propuestas para cambiar las leyes fiscales, con la idea de bajar el límite a 70 euros.

Por un lado, esto supondría una pérdida de ingresos por IVA para Italia en las compras en un rango de gastos de entre 70 y 154,94 euros, ya que el turista tendría derecho a la devolución del IVA en un rango de precios actualmente exento.

Sin embargo, por otro lado, esto generaría un mayor atractivo del país para las compras, con los consiguientes efectos positivos en toda la cadena de suministro, debido al aumento de la demanda y la propensión a comprar.

Muchos beneficios potenciales

Los beneficios de este cambio serían múltiples, según los expertos. La reducción del IMC, de hecho, produce un importante efecto multiplicador en la economía.

Se registrarían impactos positivos directos (un menor precio medio de los productos que aumentaría su demanda) e indirectos (el aumento de las compras como palanca para el incremento de la actividad turística, que a su vez genera beneficios en todo el territorio).

La reducción del límite para acceder a las compras libres de impuestos constituye, por tanto, una palanca decisiva para las actividades relacionadas y para el aumento del propio PIB, consiguiendo compensar con creces las pérdidas derivadas de la falta de ingresos por IVA.

Datos clave

El coste del cambio normativo (cuantificado en una media de 13,2 millones de euros al año) se ha calculado considerando la tasa de recuperación de los flujos turísticos internacionales previstos para el trienio 2022-2024.

Según los datos, de hecho, sólo en 2024 Italia volverá a alcanzar el 95% de los niveles anteriores a la pandemia. Además, habrá una afluencia masiva de turistas con menor propensión al gasto, como los estadounidenses (+514 % en febrero de 2022) en detrimento de los que gastan mucho, como chinos y rusos.

Artículos relacionados

Comentarios

Añadir un comentario