CRUZAR LA FRONTERA NUNCA VOLVERÁ A SER IGUAL

Justin N. Froyd - Apr 20, 2020
0

Al final de la pandemia del coronavirus, el mundo de los viajes volverá a su curso, pero muchos esperan cambios sustanciales. Aunque nadie sabe con certeza cómo será el viaje diario, la compañía suiza Viselio nos cuenta que podemos esperar en cuanto a los procedimientos para viajar al exterior.

Las fronteras se volverán a abrir lenta y gradualmente: como es de esperarse, las fronteras no pueden ni deben permanecer cerradas para siempre; pero el miedo a nuevas infecciones retrasará su apertura. Es probable que los países más pequeños, ya estrechamente conectados entre sí, sean más flexibles con sus vecinos o abran sus puertas antes, mientras que los destinos en el extranjero deberán esperar más tiempo antes de abrirlas por completo.

Las autoridades de inmigración ahora también enfocadas en la salud: hasta ahora, las autoridades de inmigración se han dedicado a enfrentar el crimen, la inmigración ilegal y el terrorismo, pero ahora también deben enfrentar las amenazas contra la salud. Las nuevas reglas y procedimientos para entrar varían de país en país, en parte porque aún no están completamente definidos y pueden cambiar aún más, lo que genera incertidumbre entre los viajeros.

Los vuelos serán más caros y complicados: las aerolíneas siempre tendrán que controlar muy de cerca la salud de su personal, y esto puede implicar una intervención cada vez mayor en las operaciones de vuelo. Las medidas posibles incluyen cabinas doble para la tripulación o menos interacción entre las azafatas y pasajeros durante el servicio (lo cual ya se está practicando en cierto nivel). Contar con asientos intermedios sin ocupantes como nueva medida para la seguridad también es posible. Los aeropuertos, a su vez, también deben implementar nuevos estándares de salud, como chequeos de temperatura para pasajeros que llegan o puntos de control médico, o la separación de pasajeros de países con o sin riesgo. Las consecuencias de estos procedimientos son gastos amortiguados por impuestos de vuelo más altos. La oferta limitada de aerolíneas también podría ocasionar un aumento en las tarifas de vuelo.

CRUZAR LA FRONTERA NUNCA VOLVERÁ A SER IGUAL

Los viajes de negocios se reanudarán primero: los viajes de negocios pronto serán necesarios nuevamente, tales como visitas a proveedores y productores, etc. Sin embargo, el volumen será mucho menor que antes, principalmente porque los viajes tipo MICE (Reuniones, Incentivos, Conferencias y Exhibiciones) serán difíciles al principio. Además, las videoconferencias, que han tomado gana relevancia durante la pandemia, reemplazarán de forma parcial las reuniones comerciales convencionales. También se puede esperar que los viajes de negocios sean regulados cada vez más, es decir, en el futuro habrá más restricciones antes de que se apruebe uno de estos viajes. Para el viajero y la empresa, es fundamental que un viaje se planifique con precisión y que la documentación necesaria esté disponible de forma puntual.

De viajes nacionales a internacionales: aunque la industria hotelera está sufriendo en muchos países, el turismo internacional no será lo prioritario. Para evitar la propagación del coronavirus, es poco probable que el turismo de masas se retome en 2020. Por lo tanto, la industria se centrará principalmente en el turismo interno, es decir, viajes dentro del propio país, y principalmente por medios de transporte terrestres y menos urbanos. Más tarde, los viajes a otros países podrían evaluarse. Las encuestas sugieren que el turismo de masas por vía aérea no será considerado sino hasta el 2021, o tan pronto esté disponible una vacuna reconocida para el virus.

Papeleo excesivo: actualmente, tanto las fronteras abiertas como los viajes sin visa son algo imposible. Es de esperar que las personas que ingresen al país tengan que cumplir con requisitos especiales de salud y, por ejemplo, presentar pruebas negativas de coronavirus, certificados de vacunación, o similares. Este es otro factor que causa incertidumbre ya que los requisitos variarán de país en país, y ciertos avales pueden ser aceptados en un país, pero no en otro. Es probable que organizaciones internacionales como la OMS (Organización Mundial de la Salud), la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) o incluso los países en el espacio Schengen tarden mucho tiempo en revelar las nuevas normas sobre regulaciones sanitarias y documentación requerida para viajes internacionales y cruces fronterizos.

¿Es posible un “pase de inmunidad”? Según expertos, muchos países están evaluando la introducción de un certificado o pase “por inmunidad” para personas que presenten anticuerpos por el COVID-19. Sin embargo, todavía hay mucha incertidumbre en cuanto al tema ya que varias pruebas de anticuerpos han demostrado ser poco confiables, se necesitan más estudios para tener métodos y pruebas aprobadas por la comunidad médica en general, y aún se desconoce si los anticuerpos realmente generan inmunidad al coronavirus.

Comentarios

Añadir un comentario