LOS 7 MONASTERIOS REMOTOS MÁS INCREÍBLES DEL MUNDO

Anna Luebke - Apr 19, 2021
0

En estos tiempos difíciles causados por la pandemia del COVID-19, muchos viajeros buscan destinos remotos y menos concurridos. Esta es la razón por la que algunos tipos de turismo no convencionales están ganando popularidad. En los últimos meses se ha observado un mayor interés en el turismo de aventura y los destinos de difícil acceso. Además, el turismo religioso se está volviendo una alternativa atractiva ya que muchos monasterios se construyeron convenientemente en lugares remotos, casi inaccesibles, donde los monjes podían encontrar soledad y alejarse del ajetreo y el bullicio. Incluso entre estos lugares religiosos, algunos templos destacan por la complejidad de su ubicación y la dificultad para llegar a ellos.

Tourism-Review presenta a continuación los 7 monasterios remotos más importantes del mundo.

El Taung Kalat (Myanmar)

Al suroeste del volcán Popa se encuentra la pequeña montaña del Taung Kalat que tiene 737 metros de altura. En la parte superior hay un monasterio budista, uno de los templos más inusuales del mundo.

Debido a su ubicación única, se dice que el monasterio de Taung Kalat tiene una amplia variedad de propiedades místicas. Es uno de los centros de peregrinaje más importantes del país donde cientos de miles de budistas y turistas se reúnen para honrar a los 37 Nats (espíritus) que viven en la montaña.

Se puede subir al monasterio superando los 777 escalones a lo largo de las escaleras construidas en forma de galería a media espiral. Al inicio del camino, la escalera de piedra es bastante ancha, pero a medida que se sube se vuelve más variada, además de contar con bancos para descansar.

El Paro Taktsang (Bután)

El Paro Takstang, también conocido como “El Nido del Tigre”, se encuentra en un acantilado de 3.000 metros en el valle de Paro en Bután, y es uno de los monasterios más remotos del mundo.

Cuenta la leyenda que el Guru Rinpoche llegó al lugar sobre una gran tigresa y allí encontró una cueva donde se recluyó para un largo período de meditación.

Este monasterio fue construido en 1692 y aún hoy sigue activo. Se puede llegar a pie o subir a cierta altura en mula. El ascenso no es fácil ya que la subida es de más de 1.000 metros y los visitantes solo están permitidos bajo la supervisión de guías y en algunas pocas habitaciones.

Monasterio de Phugtal (India)

Escondido en una remota región al sureste del valle de Zanskar, en lo alto del Himalaya, el Monasterio de Phugtal pende de un acantilado de 3.800 metros de altura. Este extraordinario monasterio fue fundado en el siglo XII por el Lama GangzemSherap Sampo y actualmente viven allí unos 70 monjes.

Sorprendentemente, aunque está hecho de ladrillos de barro, piedras y madera, el monasterio ha sobrevivido durante cientos de años. No es fácil llegar a la región de Ladakh, y luego se debe atravesar el valle de Zanskar para caminar desde allí hasta el monasterio.

El Templo Colgante (China)

También conocido como el Monasterio Suspendido, el Templo Colgante se encuentra al pie del Monte Heng, a 65 kilómetros de la ciudad de Datong. Fue construido en 491 y todavía hoy se encuentra casi intacto.

Para su construcción se utilizó una técnica única: las vigas se hundieron a medias en la montaña para formar la base; por lo tanto, la montaña en sí es el soporte de la estructura. El monasterio también es inusual por el hecho de que combina las 3 religiones tradicionales chinas: el budismo, el confucianismo y el taoísmo. En el interior se pueden ver las estatuas de Sakyamuni, Confucio y Laozi.

Actualmente, el monasterio difícilmente puede llamarse inaccesible. Se abrió para los turistas y millones de chinos curiosos acudieron a este lugar. Sin embargo, esto no anula el hecho de que en el pasado los monjes vivían aquí aislados por completo.

Monasterio de Ostrog (Montenegro)

El Monasterio de Ostrog no es el más antiguo de Montenegro, pero es muy popular y ciertamente uno de los más remotos en el país. Los peregrinos ortodoxos lo visitan casi con tanta frecuencia como la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén.

Este monasterio fue construido en el siglo XVII, pero las cuevas locales han servido de refugio a los monjes durante mucho más tiempo. Hoy, Ostrog es un monasterio en funcionamiento con 12 monjes que habitan el lugar, aunque también está abierto para turistas.

El monasterio se encuentra a 8 kilómetros de la carretera que conecta Podgorica y Nikšić. Se puede llegar a Ostrog en autobús o en automóvil, pero como el camino es montañoso y algunas secciones son estrechas y serpenteantes, solo un conductor experimentado puede conducir por allí.

Monasterio Ki (India)

Otro monasterio muy interesante y remoto es el Monasterio Ki en India. Las vistas de este monasterio recuerdan en parte a los paisajes de la película “El señor de los anillos”. El monasterio budista tibetano se encuentra en el pueblo de Ki, en el Himalaya, en la cima de un monte con una altitud de 4.166 metros sobre el nivel del mar, y con vistas al Valle de Spiti.

El monasterio ha sobrevivido a muchos eventos, como ataques, terremotos y saqueos. Hoy en día, este templo alberga a unas 300 personas. Los turistas también son bienvenidos y pueden llegar al monasterio en autobús o taxi desde Kaza o Kibber, o caminando desde allí.

Monasterios de Meteora (Grecia)

De todos los monasterios remotos del mundo, no pueden faltar los famosos monasterios cristianos ortodoxos de Meteora. Estos templos están ubicados en altos acantilados en el centro de Grecia.

Según la leyenda, el fundador del monasterio, Atanasio Koinotivis, no tuvo que escalar las rocas porque un águila lo llevó hasta lo más alto del monte. Sin embargo, para el hombre común, la única forma de llegar es subiendo las tediosas escaleras, aunque incluso esta forma es buena  considerando que hasta 1920 era necesario utilizar cuerdas y redes especiales para escalar.

El monasterio también es conocido porque allí se rodaron escenas de la película de James Bond “Sólo para sus ojos”.

Comentarios

Añadir un comentario