LAS DIEZ ESTACIONES DE FERROCARRIL MÁS FAVORECIDAS DE EUROPA

Sara Thopson - Jun 18, 2012
0

Viajar alrededor de Europa no puede ser memorable sin llegar a los lugares adecuados, en los mejores medios posibles. Los trenes no son precisamente los más famosos, son muy comunes en todos los países europeos y usted podrá subirse a uno de ellos. No sólo fueron construidos por el bien de ella, pero las estaciones de ferrocarril europeas son creativas y peculiares construidas en nombre del arte y la pasión. Una arquitectura de lujo combinada con una rica historia, aquí están las diez mejores opciones para los viajeros en terminales de destino.

La estación central de Amberes (Bélgica)

En un país de arquitectura excelente y talentos de gran categoría, Bélgica muestra todo esto a través de su estación de trenes de 107 años de antigüedad. Esta estación una vez se convirtió en un punto de reunión para una ostentosa multitud que realizaron una versión del sonido de la música Do Re Mí, que anunciaba un nuevo show de televisión belga en el 2009. La grandeza de Bélgica se muestra, tanto en las artes escénicas y la arquitectura, y consigue un lugar en la lista de las grandes estaciones de trenes del mundo en la revista Newsweek de EE.UU. La estación central de Amberes definitivamente merece su lugar entre los diez primeros.

Gare du Nord (París, Francia)

Situada en la ciudad del amor, Gare du Nord, se ha convertido en la estación de trenes más concurrida de Europa. Tiene cerca de 150 años, y fue diseñada por el arquitecto francés Jaques Hittorff y atiende a 190 millones de viajeros al año. La estación también es frecuentemente mencionada y utilizada en libros franceses locales y para películas de Hollywood como El Código Da Vinci, La identidad Bourne, Océano doce y Las vacaciones de Mr Bean.

Estación de Atocha (Madrid, España)

Esta construcción se inauguro en 1889, y es el principal centro de transporte de Madrid, fue remodelado por el arquitecto Rafael Moneo, en su interior hay una visión tranquilizadora de palmeras, plantas exóticas y estanques de tortugas. Cafeterías y otros establecimientos, acompañados por un extraordinario jardín tropical de 4.000 metros cuadrados que reemplazó el edificio original y hace que los pasajeros disfruten de su viaje. En conmemoración de los atentados de Madrid del 2004, en la estación de Atocha también se destaca una torre de 11 metros de altura con mensajes de condolencia a las víctimas dicho atentado.

La estación central de Leipzig (Leipzig, Alemania)

Esta estación de trenes abarca una gran parte de Alemania, ya que ha estado sirviendo al país durante años. La estación central de Leipzig sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial. Y es la estación de ferrocarril más grande de Europa ubicada en el corazón de Alemania, es un lugar histórico y vale la pena subir y bajar del tren. Con una plataforma de 24 dentro de 83.460 m² y una extensión de 293 metros de largo, no es extraño que sirva a 100.000 pasajeros y cargas pesadas diariamente.

La estación de tren de Rossio (Lisboa, Portugal)

Nadie puede culpar a nadie por frecuentar por error a esta estación confundiéndolo con un palacio o un teatro. Con su fachada de inspiración romántica diseñada por el arquitecto José Luís Monteiro, la estación 125 años de antigüedad, es considerada una de las más grandiosas obras de la ingeniería portuguesa del siglo 19. Está ubicada en la Plaza Rossio de Lisboa, los trenes arriban a la estación por un túnel de 2.600 metros de largo, que fue reconstruido bajo la ciudad.

Estación central de Copenhague (Dinamarca)

Fue inaugurado en los tiempos de la realeza, por el rey Christian X, la estación central de Copenhague invitó a más de 800 VIPs sólo para que presenciaran el magnífico evento. La estación ha servido a lo largo las décadas como el lugar de reunión para enamorados que se encuentran. Esta estación romántica inspiradora fue diseñada por el arquitecto Hendrich Wenck y se encuentra cerca de los populares jardines de la ciudad y del parque de diversiones en Tivoli.

La estación central (Helsinki, Finlandia)

Con el Kivimiehet (Los Hombres de Piedra en finés), saludando a la entrada, usted sabrá que está en Finlandia. Esta particularidad equivale al premio de diseño ganador de estaciones con construcciones de granito, por el arquitecto finlandés Eliel Saarinen. La estación también cuenta con un salón de espera privado para el presidente de Finlandia e invitados oficiales, aumentando el ambiente distinguido del lugar. Por otra parte, los servicios son de alta calidad y el personal es muy servicial.

Liège-Guillemins estación de TGV (Bélgica)

Otro orgullo belga del arquitecto español Santiago Calatrava es el Liège-Guillemins TGV. Tardo 13 años en construirse, la estación logró exponer su diseño futurista y elegante con el arco de 32 metros de altura de vidrio y hormigón blanco y al mismo tiempo sirve a 36.000 pasajeros diarios llevándolos a Bruselas, París, Aquisgrán, Colonia y Fráncfort. Las personas pueden ver claramente los 13 años de trabajo arduo y los turistas dicen que esta estación es una obra de arte.

La estación central de Ámsterdam (Holanda)

A pesar de que causo controversia cuando abrió por primera vez, la estación central de Ámsterdam continúo sirviendo a 250.000 pasajeros diarios con un servicio de 1500 trenes cada día. Intercepta la capital holandesa desde su propio puerto, la estación se encuentra en tres islas artificiales con más de 8600 pilotes de madera que lo apoyan. El arquitecto de iglesias Neo-góticas PJH Cypurs diseñó esta estación, convirtiéndola en un símbolo de rejuvenecimiento del país.

La estación central de Zagreb (Croacia)

Construida en sólo dos años, esta estación se extiende por unos 186,5 metros de largo convirtiéndola en la estación más grande de Croacia. Fue diseñada por el arquitecto húngaro Ferenc Pfaff, la estación por más de 120 años ha prestado servicios para viajar a las ciudades de Viena, Budapest, Zurich, Munich, Salzburgo, Ljubljana, Sarajevo y Belgrado, en la actualidad se inclina por trenes de alta velocidad.

Comentarios

Añadir un comentario