LA ASISTENCIA A LA TORRE EIFFEL ES SÓLO UNA CUARTA PARTE DE LO NORMAL

Justin N. Froyd - Nov 8, 2021
0

Según las previsiones de la empresa operadora, el icónico monumento recibirá un total de 1,5 millones de visitantes este año, frente a los 6,2 millones de 2019.

La Torre Eiffel, puesta en dificultades financieras por la crisis sanitaria, ha vuelto en octubre a los niveles de frecuentación anteriores a la crisis y ha reanudado su proyecto de pintura, que debe estar terminado para los Juegos Olímpicos de 2024. La Dama de Hierro, que reabrió sus puertas en julio tras casi nueve meses de cierre, ha vivido "un hermoso mes de octubre" gracias a un "verdadero retorno del turismo" en la capital, señaló la sociedad operadora de la Torre Eiffel (Sete).

La introducción de la tarjeta sanitaria en pleno verano no frenó este repunte. La Torre Eiffel, que ofrecía pruebas antigénicas a sus visitantes que no tenían el preciado código QR, dejó de hacerlas tras haber realizado 14.000 desde el 21 de julio. Su afluencia en verano fue de 13.000 visitantes al día, frente a los 25.000 de la época pre-Covid, que es el objetivo, teniendo en cuenta una capacidad del 50% en los ascensores.

De 14.000 en los días de fin de semana en septiembre, el número de visitantes subió a más de 20.000 en octubre, es decir "mejor que en 2019 en los fines de semana", indica el Sete que observa un "retorno de los visitantes europeos de países cercanos" y de los americanos, estos últimos constituyendo ahora el 10% de la clientela. Pero con 1,5 millones de visitantes previstos para 2021 contra 6,2 millones en 2019, esta recuperación gradual "no cubrirá las pérdidas acumuladas" con la crisis, según la misma fuente.

Este símbolo de Francia, uno de los monumentos pagos más visitados del mundo, tuvo que cerrar desde mediados de marzo hasta finales de junio de 2020, cuando se produjo el primer cierre, y luego de nuevo desde finales de octubre de 2020 hasta mediados de julio de 2021. En consecuencia, la Sete prevé unas pérdidas de 75 millones de euros para el año en curso, tras un déficit inicial de 52 millones para 2020. Objeto de un préstamo garantizado por el Estado (25 millones de euros) y de una recapitalización de su principal accionista, la ciudad de París, de casi 60 millones de euros, el operador ha realizado varias peticiones de ayuda, especialmente al Estado. "Las conversaciones están en marcha. Suspendidas desde principios de febrero por la presencia de trazas de plomo por encima del umbral reglamentario, las obras de pintura en curso se reanudaron el 11 de octubre con un nuevo protocolo, indica también el Sete.

Comentarios

Añadir un comentario