IRÁN ESPERA DAR LA BIENVENIDA A LOS TURISTAS BRITANICOS

Gary Diskin - Jun 24, 2013
0

Hay muchas esperanzas de que la elección de Hassan Rouhani a la presidencia de Irán signifique una buena noticia para la industria del turismo. Las creencias más moderadas de Rouhani se esperan que sean suficientes para animar a la cancillería británica a levantar la prohibición de no viajar al país del Medio Oriente, y que los británicos tomen la oportunidad de visitarlos de nuevo.

El deseo de Rouhani para construir puentes con el Occidente está alentando a las empresas de turismo y dos operadores en particular (Wild Frontiers y World Expeditions) han expresado la esperanza de que la elección de este presidente vea una renovada confianza en Irán como un destino turístico de Gran Bretaña.

El director general de Wild Frontiers Jonny Bealby ha indicado que cree que existe un apoyo abrumador a la reforma en Irán, pero como todavía es pronto se quedará por ver cómo Rouhani actuará como presidente. Él continuó diciendo que haría bien en recordar que las esperanzas de Rouhani para su país aún tendrían que ser aprobadas por el ayatolá Ali Khamenei, líder supremo de Irán. Bealby también expresó su esperanza de que la elección de un nuevo presidente fomente la percepción de Irán como más amable con los turistas.

Como una de las civilizaciones más antiguas del mundo, Irán cuenta con las atracciones turísticas tales como la capital del siglo sexto del antiguo Imperio de Persia, Persépolis, Shiraz, la ciudad de los poetas, y Isfahán, hogar de la buena arquitectura islámica. En algún punto de la década de 1960 Teherán fue considerado uno de los destinos más bellos y exóticos, aunque fuese por un breve período. Históricamente mochileros británicos disfrutaron una aventura a través de Irán en su camino a la India, a lo largo de lo que se conoce como la "ruta hippie".

La revolución islámica de 1979 impulsó a los turistas británicos a evitar Irán y la tensión política desde entonces ha sido responsable de una falta continua de interés, en particular durante la presidencia de Mahmoud Ahmadinejad, el predecesor de línea dura del Sr. Rouhani.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha emitido fuertes advertencias en contra de cualquier forma de viajar a Irán, citando los casos de detención aleatoria de ciudadanos británicos en 2010 y 2011. El cierre de la embajada británica en Teherán tras el incendio provocado en ella durante el 29 de noviembre 2011 las manifestaciones se consideran razón suficiente para creer que todavía hay mucho riesgo de peligro para los visitantes británicos.

En un intento de tranquilizar, Bealby cuenta que el ambiente en Irán es mucho más tranquilo hoy, y que siente que todo el país no debe estar bajo una prohibición como consecuencia de los hechos ocurridos en Teherán. Su compañía está presionando para, al menos, conseguir un levantamiento parcial de la prohibición por medio del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El gerente de la marca World Expeditions del Reino Unido, Gordon Steer dijo que los viajes a Irán habían sido suspendidos por su compañía en espera de la aprobación del Ministerio de Asuntos Exteriores para viajar a Irán, pero tiene la esperanza de que sea pronto.

Luego pasó a expresar su deseo a Irán de mejorar en base a las recientes elecciones, y dijo que su compañía reanudaría excursiones una vez que el Ministerio de Asuntos Exteriores levante la prohibición actual. Él se apresuró a añadir que los que viajaron a Irán con World Expeditions habían encontrado que la gente era muy acogedora, y quedaron impresionados por la belleza imponente y fascinante que la cultura de Irán ofrece.

Comentarios

Añadir un comentario