VUELOS: LA CONECTIVIDAD DEL TRÁFICO AÉREO GLOBAL SE VERÁ AFECTADA

Joe McClain - May 25, 2020
0

En la actualidad existe una gran incertidumbre en cuanto al tráfico aéreo. ¿Qué medidas se pueden esperar a bordo? ¿Cómo será la experiencia en el aeropuerto? Un tema que se trata de abordar es el “Tiempo Mínimo de Conexión” (MCT), que representa el tiempo de trasbordo (conexión) más corto posible en un aeropuerto. Por lo tanto, lo que más se preguntan los expertos es: ¿qué tanto se verán afectados estos procesos por las nuevas medidas de seguridad sanitaria debido al coronavirus?

La compañía de análisis de datos OAG ha calculado cómo prolongar los MCT afectará la conectividad global de las rutas de vuelo. Se espera que el aumento en las medidas de limpieza y desinfección, y los controles de salud más estrictos de los pasajeros, retrasen los procesos.

Las escalas de 20 minutos, uno de los pilares para muchas aerolíneas de bajo costo, están en riesgo. Y tarde o temprano, el MCT, una parte esencial de la planificación del vuelo y vital para muchas reservas de vuelo, también se verá afectado, lo que representará muchos problemas para todos los interesados.

Se estudiaron los cinco aeropuertos centrales más grandes del mundo (Ámsterdam, Dubái, Londres, Singapur y Chicago) y, suponiendo que el MCT fuera de 2 horas por defecto, se analizaron los efectos que esto tendría en los itinerarios, independientemente de si cambia a nivel nacional o internacional. Actualmente, el tiempo predeterminado actual para cambio de escala internacional a nacional es de 45 minutos, mientras que de internacional a internacional es 90 minutos.

El cálculo es rápido: al incrementar el MCT, el número de conexiones posibles se reduce en un 18,1%. Si se extrapola a los 50 aeropuertos más grandes del mundo, esta pérdida se estimaría en 70 millones de pasajeros menos. Para las aerolíneas, esto también significaría que los aviones que pueden hacer hasta 5 escalas por día, solo lo harían 4 veces; es decir, tanto la capacidad como los puestos de trabajo se verían en riesgo, a menos que los aeropuertos puedan extender sus horarios de trabajo.

Las “olas” en los aeropuertos tendrían que reprogramarse, en particular porque el despegue y la llegada al destino tendrían que ser ajustados. Con menos opciones de transporte, es probable que aumente el precio de los vuelos en aeropuertos con alta demanda. Además, si los pasajeros tienen que esperar por más tiempo en los aeropuertos, se requerirán ajustes de infraestructura.

Comentarios

Añadir un comentario