LOS DIEZ PRINCIPALES CASTILLOS EUROPEOS UNICOS A VISITAR

Fecha 07.04.2014
LOS DIEZ PRINCIPALES CASTILLOS EUROPEOS UNICOS A VISITAR

Si usted se ve a sí mismo como un historiador en ciernes, un artista en busca de inspiración o, simplemente, un turista interesado en aprender, realmente puede ser útil incluir un viaje a un castillo local en su itinerario de vacaciones la próxima vez que viaje por Europa. Ver castillos emblemáticos de verdad, en lugar de sólo fotografías, puede ayudar a traer la historia local y nacional a la vida, y poner de relieve la calidad única del edificio. Cada castillo tiene su propio encanto personal, una peculiaridad con respecto a su anterior propósito o propietario, o un aspecto estético poco común que le proporciona una máxima atracción, y las siguientes diez residencias y fortificaciones europeas son ejemplos perfectos castillos únicos, de visita obligada.

Su nombre
Titular
Su País
Su mensaje
 

Castillo de Eilean Donan, Escocia

Castillo de Eilean Donan, Escocia

A partir de uno de los ejemplos más estereotipados de castillo europeo, este hito escocés proporciona el tipo de encanto idílico y la arquitectura icónica, y establece lo que los turistas esperan ver - una especie de castillo de postal. La imagen del castillo de Eilean Donan en su pequeña isla, ubicada en ese vasto lago frente a esas montañas, es familiar para muchas personas; esto hace que sea aún más atractivo cuando lo llegan a ver de verdad, en la atmósfera escocesa única, ya sea en una caminata sencilla por las tierras altas, o en uno de los tours públicos del castillo.

Castillo de Carreg Cennen, Gales

Castillo de Carreg Cennen, Gales

Descendiendo por el Reino Unido hacia Gales, el siguiente ejemplo es único en esta lista en particular, porque pone de relieve la belleza impresionante que se puede encontrar dentro de las ruinas. Los castillos no tienen que ser restauraciones impolutas para contar una historia sobre su vida, o la historia de la zona y Carreg Cennen, que se ha dejado en ruinas en el Brecon Beacons desde 1462, podría decirse que hace mucho más para inspirar la imaginación de los visitantes y los sentimientos que los castillos más conocidos en otros pueblos y ciudades de Gales, como el más reconocible Castillo de Caerphilly.

Castillo de Neuschwanstein, Alemania

Castillo de Neuschwanstein, Alemania

En el extremo opuesto de la escala, a partir de esas ruinas galesas, está Neuschwanstein, una gran residencia elevada sobre un pico de Bavaria que tiene una fuerte semejanza con otro “castillo” en cierto parque temático europeo. Esta extraordinaria creación del “Rey Loco Ludwig” forma parte de la lista porque ha sido tan inspiradora para artistas y fotógrafos a través de generaciones. A los visitantes se les aconseja que se tomen su tiempo para ver el gran espectáculo del castillo palaciego desde los senderos colindantes, para un impacto pleno.

Castillo de Hohenzollern, Alemania

Castillo de Hohenzollern, Alemania

Esta segunda entrada para Alemania muestra un lado diferente a los castillos de la nación y su potencial como atracción turística, ya que este fue alguna vez el hogar ancestral de un linaje de emperadores. Esto no quiere decir que Hohenzollern - una reconstrucción de casas históricas perdidas por la guerra y el tiempo - sea menos atractiva que su contraparte Neuschwanstein, en particular cuando la bella arquitectura se eleva por encima de las nubes; sin embargo, esta gran altitud no ofrece más de un sentido del impresionante dominio de la belleza de un cuento de hadas.

Castillo Hohenwerfen, Austria

Castillo Hohenwerfen, Austria

Orientado a la frontera, este castillo austriaco tiene un tipo diferente de recurso, único para los historiadores y los turistas, ya que es un gran ejemplo de cómo el papel de un castillo puede evolucionar a lo largo de los siglos. Algunas fortificaciones permanecen congeladas en un periodo, como pequeñas cápsulas de tiempo, pero hay una fluida historia detrás de los muros de piedra de Hohenwerfen y los visitantes pueden aprender acerca de la transformación durante sus 900 años de historia como casa real, refugio religioso y cárcel, hasta el centro nacional de cetrería que es hoy.

Castillo de Predjama, Eslovenia

Castillo de Predjama, Eslovenia

Una parte del disfrute de la exploración de un castillo como una atracción turística deliberada, en lugar de simplemente verlo como una hermosa pieza de arquitectura, son las dramáticas antiguas vidas, que una vez se produjeron dentro de ella y que pueden ser traídas a la vida de maneras interesantes. Predjama, que ya ofrece suficiente drama por el hecho de que se encuentra en un acantilado de 400 pies, proporciona un gran ejemplo de esto, ya que utiliza un torneo medieval anual para mostrar la vida de aquellos que una vez caminaron por los pasillos, y permite observar los calabozos escalofriantes que aún se pueden ver hoy en día.

Castillo Bouzov, República Checa

Castillo Bouzov, República Checa

Al igual que la joya de Eslovenia mencionada anteriormente, Bouzov es otro ejemplo de un castillo europeo que ofrece algo único a sus visitantes a través de experiencias de primera mano. Aquí, los visitantes pueden aprender acerca de la vida de sus antiguos habitantes únicos - la Orden de los Caballeros Teutónicos del siglo 14 - a través de recorridos guiados por las diferentes salas y cámaras dentro del castillo, desde la gran capilla neogótica a los más secretos pasajes .

Castillo Hunyad, Rumania

Castillo Hunyad, Rumania

El Castillo de Neuschwanstein mostró el potencial de inspiración artística dentro de los castillos, al más alto nivel posiblemente, pero muchas de las fortalezas históricas de Europa se encuentran siendo utilizadas también como fuente de inspiración en una serie de clásicos de la literatura. El Castillo Hunyad reconstruido puede no ser ya precisamente fiel a la construcción original que retenía a Vlad, el prisionero Empalador, hombre que inspiró el Drácula de Stoker, pero, a pesar de estas restauraciones creativas y necesarias, bastante del estilo gótico-renacentista permanece para enviar escalofríos a la columna vertebral del visitante.

Castillo de la Mota, España

Castillo de la Mota, España

Como algunos de los ejemplos anteriores han demostrado, a veces un castillo puede mostrar la importancia de una época o de una familia noble, pero en otros puede ser simplemente el enlace a una figura histórica importante. Isabel la Católica es una de las reinas más famosas de España y este enorme castillo de Medina del Campo, uno de los favoritos entre los turistas españoles, era una de sus más famosas residencias. El Castillo de la Mota es donde ella vivió como Señora de Medina durante la mayor parte de su vida, habiendo sido nombrada princesa de Asturias allí, cuando tenía sólo diecisiete años.

Castelo De Guimarães, Portugal

Castelo De Guimarães, Portugal

Por último, pero no menos importante, llegamos a un castillo portugués que no es simplemente una antigua residencia real, sino más bien importante símbolo de una era completamente diferente. Situado en Guimarães, la antigua capital del país, esta residencia austera e imponente actuó como base para una nueva monarquía, ya que se convirtió en el hogar y lugar de nacimiento del primer rey de Portugal, Afonso Henriques - un hito fundamental en la historia del país, que consolidó su lugar por el bautismo del rey en la iglesia de al lado.

Tourism-Review.ES

Tourism-Review.ES

Traído a ustedes por Tourism Review Media, el proveedor multilingüe líder en noticias para el comercio viajero de profesionales en todo el mundo. Visite www.tourism-review.es.

Derechos de autor © Tourism Review Media 2006-2015 Todos los Derechos Reservados. Ninguna parte de este artículo puede ser reproducido sin el expreso consentimiento de Tourism Review Media.

Comentarios

. TR Publicidadico
feedback